Publicado: Agosto 11, 2020.

Volviéndonos virtuales? Nuevas tendencias y alternativas de trabajo.

Si algo nos ha enseñado la actual crisis, es la importancia de las herramientas tecnológicas, las cuales han fortalecido los esquemas no solo de estudio sino de teletrabajo y tercerización de recursos para manejo, mitigación y traslado de riesgos. Es entonces cuando escuchamos palabras como “nueva normalidad” y “recursos remotos” que se asocian de inmediato al nacimiento de nuevos modelos de trabajo y contratación.

Anterior este año 2020, las empresas contaban con varios departamentos físicos y con colaboradores que se trasladaban a su oficina cada día y de regreso a casa al final de sus labores en una franja horaria específica. Hoy en día, tenemos una realidad inversa y es cada vez más “normal” escuchar empresarios que han vuelto sus ojos al trabajo remoto. Lo que antes requería de un proceso de validación de requisitos del colaborador para contar con un beneficio de “working from home” o “trabajo desde la casa”, y en donde únicamente se le otorgaba al personal de confianza 1 o 2 días en este modelo. Incluso hubo muchos negocios que ni siquiera lo implementaron por temor a perder el control de su operación y de que sus colaboradores no rindieran de igual manera que en la oficina. Hoy se ha vuelto la regla y casi toda empresa ha pasado ya por la experiencia de tener a su personal 100% remoto para darle continuidad a su negocio en tiempos de pandemia. La pregunta ahora es, ¿a qué realidad volveremos luego de solventada la crisis y controlados los riesgos actuales? Muchos empresarios están respondiendo a esa pregunta con un rotundo apoyo al trabajo remoto.

Algunos de los beneficios que encuentran en el modelo son ahorros en servicios públicos, sustitución de alquiler de locales por beneficios a empleados y entrenamientos que al final se traducen en lealtad, mayor rendimiento de los colaboradores, puntualidad en el cumplimiento de horarios, disminución de tráfico en las ciudades, entre otros.

Pero no todos los departamentos o servicios pueden realizarse de manera remota, tal es el caso de los dependientes de tiendas o farmacias, mecánicos, doctores, ingenieros, construcción y meseros entre otros, aunque algunos de éstos se han reinventado a través de plataformas digitales por medio de tiendas o servicios virtuales y entregas a domicilio, lo cual remarca aún más el punto de no retorno que marcó este año en cuanto a la tecnología, comercio y otros temas laborales.

Volviendo a la pregunta de cuál será nuestra realidad, algunos estudios destacan que nuestro norte es el virtual, donde incluso las universidades han modificado sus estrategias y brindan carreras en metodologías virtuales en un 100%.

Otro punto importante es cuales departamentos seguirán siendo parte de la estructura de la empresa y cuáles serán los que se tercericen o subcontraten los servicios de profesionales especializados en cada rama. Iniciaremos el tema diciendo que los departamentos se pueden clasificar en dos grandes grupos:

  • Necesarios para la operación.
  • Agregan valor a la operación.

Debemos de partir del hecho de que todos los departamentos son necesarios, de lo contrario no los tendríamos implementados en primer lugar, sin embargo, los del primer grupo, son aquellos que se necesitan para el brindar el servicio y para que la operación principal continúe. Estos departamentos tienen adherido a su ADN el conocimiento del negocio, del producto y/o servicio y saben su proceso desde su diseño hasta la entrega a los clientes. Dentro de estos departamentos se encuentran producción, ventas, servicio al cliente, ingeniería, etc. Ellos tienen tal conocimiento del producto que saben cómo venderlo, como responder cada pregunta al respecto y solucionan cualquier problema que se pueda presentar con el mismo.

Los departamentos de servicio agregan valor a la operación para administrarla, monitorearla, controlarla o mejorarla son de igual manera necesarios. Ejemplos de estos departamentos son contabilidad, tecnología de la información, administración de proyectos, desarrollo de software, mejora de procesos, capacitación al personal, recepción, mercadeo, comercial, compras, calidad, recursos humanos, mantenimiento y limpieza, seguridad, salud ocupacional, etc.

¿Qué tienen en común esos departamentos?

Son departamentos que le brindan servicios especializados a la operación principal, están compuestos por recursos expertos en cada área y que no necesitan conocer el producto en su totalidad para ser exitosos.

Las empresas cada vez más se inclinan a tercerizar estos servicios, ya que la transferencia de riesgos es inmediata y aunque es una tendencia más marcada en procesos como limpieza, mantenimiento, contabilidad y seguridad entre otras, se está extendiendo a otras áreas donde sus funciones lo permiten.

Un punto importante a considerar es la transferencia de recursos y colaboradores de las compañías a las empresas que les tercerizan los servicios, por tanto, los colaboradores no perderán sus trabajos, sino que se trasladan y obtienen más estabilidad y experiencia atendiendo a varios clientes.

Estas compañías pueden tercerizar servicios o recursos, y lo pueden hacer por tareas, horas, meses o por proyectos específicos, resaltando beneficios como reducción en costos de equipo, instalaciones, mitigación de riesgos, enfoque en la operación principal y acompañamiento de firmas especializadas, las cuales además del servicio contratado, brindan asesoría en otras áreas de la empresa.

¿Qué debo buscar en una empresa de servicios tercerizados?
  • Página web formal.
  • Que se encuentre al día en las obligaciones tributarias, seguridad social, impuestos, pólizas, etc.
  • Que se encuentren inscritos debidamente como empresa y que su situación legal sea normal, así como la de su representante.
  • Que los recursos ofrecidos cuenten con una hoja de vida que garantice experiencia en los servicios.
  • Que su catálogo de servicios brinde soluciones integrales a las necesidades que se presentan a los clientes.

Asicon Consulting

Como podrá ver en nuestra página www.asiconcr.com, brindamos tercerización de servicios y recursos tanto a empresas como a profesionales independientes, personas físicas y a residencias, en las áreas contable, administrativa, financiera, proyectos, procesos, capacitaciones y tecnología (infraestructura y software). Nuestros modelos incluyen opciones por horas, medios tiempos, tiempo completo, contrato, proyecto, servicios por consumo (Services as a Service SaaS), en sitio (oficinas del cliente), remoto o en nuestras oficinas.

Tenemos especialistas en 3 áreas, para facilitar todas sus operaciones:

En Asicon Consulting le ofrecemos servicios de desarrollo de software, infraestructura, desarrollo de páginas web, venta de equipo, contabilidad, servicios de tecerización de recursos, administración de proyectos, optimización de procesos y capacitaciones.

Contáctenos!

Somos Asicon Consulting, mucho más que administración y tecnología.